“¿Qué es lo que haces para vivir?”. Casi todo el mundo se sorprende cuando digo que trabajo en un rocódromo. Entonces, contestan “Bueno, al menos has convertido tu hobby en tu profesión”, lo que se traduce en que sigue existiendo un gran desconocimiento sobre el rumbo de los rocódromos tal y como los hemos concebido hasta ahora.

Tomémonos un momento: piensa en tu vida como escalador en el año 2000. Tal vez no estabas escalando en absoluto en aquel entonces, pero si así lo fuera, seguro que no publicabas actualizaciones sobre tu proyecto en Twitter o Instagram. Si frecuentabas un gimnasio, era probable que fuera de la variedad cavernosa de paredes oscuras y pestilentes, un gran contraste con los palacios de instalaciones de hoy. La escena de la escalada también era diferente hace dos décadas.

De la prehistoria a la actualidad

A finales de la década de 1980 solo había unos pocos gimnasios habilitados para la práctica de la escalada en el planeta. Fue el éxito de las primeras instalaciones comerciales en interiores, que vino de la mano del Vertical World de Seattle, en EEUU —inaugurado en 1987—, y del gimnasio Mile End, en Londres —abierto en 1989—, lo que realmente suscitó la revolución de la escalada indoor. Para 1996, el número de rocódromos se había cuadruplicado en el mundo.

Vertical World (Seattle) en 1987, primer rocódromo de interior abierto al público.
Vertical World (Seattle) en 1987, primer rocódromo de interior abierto al público.

 

Todo está en constante cambio, y las instalaciones de escalada no son una excepción. Los nuevos rocódromos se enfrentan a desafíos en el seno de una industria madura, desafíos que se manifiestan en todas sus etapas del ciclo económico. La idea de que los gimnasios de escalada solo prosperan en los mercados con espacios de escalada al aire libre cercanos ha sido desacreditada a medida que ha pasado el tiempo. Las instalaciones de escalada han ido cambiando rápidamente en los últimos quince años, siendo estas cada vez más grandes y complejas.

Hoy en día, vivir con pasión por la escalada y contarles a los clientes historias acerca de las grandes paredes y escaladas en roca no son gestos suficientes para sostener el éxito de una instalación indoor. Las nuevas instalaciones son ahora un lugar donde las personas van después de trabajar a realizar un poco de ejercicio físico, de la misma forma que irían a una piscina o a una actividad de crossfit.

Este nuevo público ha dejado de estar conformado solo por esos fanáticos de la escalada en roca que frecuentaban los rocódromos para entrenar y enfrentarse a sus proyectos fuera. Ahora, las fiestas de cumpleaños de niños y los eventos de empresa son parte del portfolio de la instalación, como también lo son los servicios de entrenamiento personal o cursos de iniciación y de niveles avanzados en escalada, las clases de yoga, etcétera.

BulderKing, primer rocódromo indoor abierto al público (1999) en Madrid. © César Nieto / ClownClimbing

 

Seguridad y calidad

Los clientes de hoy en día esperan un mínimo estándar de servicio. Ellos quieren inscribirse en los cursos online a través de la web, ver posts regulares en redes sociales. Quieren sentirse seguros dentro de la instalación, quieren que su instalación esté limpia, como cualquier otra instalación de fitness, y que haya rutas y boulders de altísima calidad con un cambio frecuente de las propuestas sobre el plafón.

La seguridad dentro de la instalación viene dada por los profesionales que trabajan allí. Hoy en día, la titulación de técnico deportivo de Escalada es la única formación oficial especializada tanto en escalada outdoor como en indoor, a pesar de que estas sean muy diferentes entre sí. Es algo bastante simple: cuanto más profesionales sean sus trabajadores, más seguridad brindarán a ese nuevo público que acude con grandes expectativas y que espera sentirse seguro practicando deporte.

Trabajo intensivo de setting en Sputnik Climbing.
Trabajo intensivo de setting en Sputnik Climbing.

 

La entrega de este producto de calidad en las instalaciones se ha vuelto esencial para las estrategias comerciales a medida que aumenta la popularidad y la competitividad dentro de la industria. Cada vez, un mayor número de nuevos usuarios acude a los gimnasios por primera vez, lo que requiere una amplia gama de rutas que atraigan a practicantes de todos los niveles. Estas rutas deben actualizarse con la frecuencia suficiente para mantener altos niveles de compromiso, para que tanto los visitantes principiantes como los usuarios avanzados regresen a menudo. Pero, ¿cómo hacerlo de manera eficiente?

Si bien aún existen aquellos que consideran que la escalada en rocódromos es de alguna manera inferior a la forma deportiva al aire libre, tales opiniones parecen estar desapareciendo junto con el debate indoor/outdoor en sí. Siempre fue ridículo tratar de situar las dos modalidades en una jerarquía mítica, ya que pueden coexistir pacíficamente juntas. Nunca escuchas a los buceadores regañar a los nadadores que disfrutan haciendo sus largos en una piscina, ¿verdad?

El hecho es que la escalada en instalaciones es el cohete sobre el cual gran parte de la escalada, como deporte y recreación, está atada en este momento, y ahí es donde se producirá un crecimiento sustancial en los próximos años.

Nuevos modelos de negocio

También existe la interesante tendencia de que los gimnasios de escalada estén, cada vez más, asociados con restaurantes. Este parece ser un modelo comercial viable que podría poner en alerta a los rocódromos tradicionales en el futuro. Un ejemplo es el de Burdeos, donde el negocio de los restaurantes contribuyó con alrededor de 600.000 euros a la facturación total de 800.000 de los rocódromos, lo que hace posible que la oferta de escalada sea económicamente viable. Otros nuevos modelos de negocio incluyen ofertas de compañías como Clip N’Climb, con las que la escalada también llega a centros comerciales, cines y restaurantes.

Casi todos los grandes gimnasios de escalada están asociados a servicios de hostelería.
Casi todos los grandes gimnasios de escalada están asociados a servicios de hostelería.

 

El estreno olímpico podría traer otro auge para la escalada. Este deporte celebrará su debut en los próximos Juegos que tendrán lugar en Tokio en 2021 y también en París 2024, con tres disciplinas: boulder, dificultad en vía y escalada de velocidad. Las Olimpiadas, indudablemente, tendrán un gran impacto en el futuro de la escalada en instalaciones, porque muchos millones de espectadores las verán en televisión.

Olivier Aubel, del Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad de Lausana, presentó cifras mundiales en el Indoor Climbing Hub, durante la celebración del ISPO Munich 2019 (“ISPO” se refiere a la Internationale Fachmesse für Sportartikel und Sportmode, la mayor feria de muestras mundial de productos deportivos). Las cifras compiladas por Aubel de los mercados mundiales más importantes sin duda lo demuestran. En EEUU, el número de instalaciones de escalada nuevas aumentó entre un 6% y un 13% cada año entre 2010 y 2019.

En Francia, aumentaron entre un 6% y un 24% anual en el mismo período. Pero el mayor auge se produce en Alemania, donde el número aumentó cada año entre un 10 y un 27%. Como dato curioso, los escaladores de indoor en EEUU representan más de la mitad de toda la población de escaladores. Y más del 4% de los estadounidenses escalaron en una instalación indoor durante 2018. El crecimiento continuará en todo el mundo en los próximos años. Todavía hay muchos puntos ciegos en lo referente a la escalada. Pero la tendencia es clara. Y cuantas más instalaciones de escalada haya, más gente irá a escalar.

La evolución de las instalaciones

La escalada indoor se aleja cada vez más de sus orígenes. Esto se aplica tanto al espacio, como a la apariencia de las salas de escalada. Mientras que en el pasado los muros artificiales de las instalaciones de escalada se reproducían de la forma más natural posible, hoy en día muchos proveedores se separan cada vez más del original. Empresas como Clip N’Climb han desarrollado muros de escalada artificiales que ahorran espacio y que también se pueden instalar fácilmente en centros comerciales.

Walltopia, la empresa líder en el mundo en construcción de instalaciones, ha desarrollado una tecnología en paneles escalables llamada E-Walls. Este sistema consta de módulos prediseñados equipados con nodos LED RGB, así como un software desarrollado a medida y diseñado por expertos para conectar a los usuarios, escaladores y administradores de gimnasios a través de una aplicación llamada “E-Walls”. También han desarrollado unos paneles llamados Harmonized Walls (Paneles Armonizados), los cuales constan de cinco estructuras para las que se ha pensado cuidadosamente en los cambios de ángulos y en la fácil combinación entre ellas. Este Sistema Armonizado, junto con la aplicación de E-Wall, simplifica y actualiza la configuración de rutas a fin de facilitar una experiencia más interactiva, flexible y digital para los usuarios.

Tecnología E-wall de las instalaciones de Walltopia, en Sofía (Bulgaria).
Tecnología E-wall de las instalaciones de Walltopia, en Sofía (Bulgaria).

 

Existen nuevas tecnologías en la creación de presas y volúmenes. Un ejemplo es el material de Poliuretano llamado Danolast y creado por la empresa Composite-X. Dicho material se considera indestructible, lo que supone una gran cualidad para la construcción de presas de escalada.

El método de trabajo también se actualiza: en grandes instalaciones, el routesetting debe ser profesional, y esta tarea hoy se adapta más a los expertos en trabajos verticales que a escaladores, debido a todas las maniobras con cuerdas que conlleva. Por eso, la tarea de diseño y equipación de vías y bloques en instalaciones de interior se va convirtiendo, con el tiempo, en otro de los conocimientos impartidos a los nuevos técnicos deportivos de Escalada como parte de su formación.

Los TD2 de Escalada se forman con el módulo de routesetting en Sputnik Formación.
Los TD2 de Escalada se forman con el módulo de routesetting en Sputnik Formación.

 

El futuro

Para 2050, la escalada al aire libre probablemente será de interés minoritario entre aquellos que se consideran “escaladores”. La escalada indoor, particularmente en las grandes áreas urbanas, ya se ve como una actividad glamurosa de acondicionamiento físico. Hoy en día, gran parte de los usuarios de estos lugares comenzó a escalar en un rocódromo y nunca se aventuró afuera. Para muchos, es un reemplazo; para otros, un ejercicio regular, como ir a la piscina o al gimnasio. Para la mayoría de estas personas, la escalada nunca tendrá que ver con la aventura. Pero sí disfrutan y se benefician de muchos de sus otros aspectos positivos, como el movimiento, la interacción social y el proceso de mejora a través de las habilidades aprendidas y el incremento de la forma física.

En el futuro, la estética de la escalada indoor se alejará también cada vez más de un estilo que imita la imagen de las escaladas en roca, y desarrollará su propio género único. Ya podemos observar que este proceso tiene lugar en los movimientos ultradinámicos facilitados por los grandes volúmenes que están tan de moda en las competiciones de boulder de alto nivel: este no es un tipo de escalada que puedas hacer afuera, ya que la geología no produce formas equivalentes.

La influencia de la gimnasia urbana y del parkour también se siente en las salas; los boulders de agarre pequeño se han cambiado por movimientos que requieren compresión o dinamismo en competiciones de la Copa del Mundo, y la mayoría de las finales de competiciones ahora incluyen, al menos, un problema de coordinación de estilo “run and jump”. Esta es la tendencia: problemas mejor resueltos con movimientos creativos y sin tanta fuerza bruta.

Los grandes volúmenes son tendencia en la forma de entender el movimientos en las modernas salas de escalada.
Los grandes volúmenes son tendencia en la forma de entender el movimiento en las modernas salas de escalada.

 

Sin duda, tenemos que sentir esa conexión y pasión por el deporte de la escalada que, a fin de cuentas, es lo que marca la diferencia. Ese entusiasmo hace posible crear una instalación en el futuro con un entorno de trabajo innovador, y ya nadie tendrá dudas de que eso es algo único. De este modo, se podrá decir: “Sí, con seguridad he convertido mi hobby en mi profesión”.

Guillermo Burba
(Artículo publicado originalmente en el boletín nº 36 de 2020 de la AEGM)

Técnico deportivo de Escalada

Es la titulación necesaria para trabajar como técnico en instalaciones de escalada. En la formación se aprenden distintas tareas que se desempeñan en estos centros, tales como routteseter, supervisión de la seguridad o materiales.

A finales de enero se convocan pruebas de acceso. Será la última promoción de TD2 que se acoja al antiguo decreto del Ministerio de Educación.

2 COMENTARIOS

  1. Curioso…
    Segun este planteamiento, en el futuro, los escaladores “outdoor” nos podriamos quedar sin rocodromos donde entrenar ya que estos se parecerian tan poco a la roca que no nos servirian de nada…

    Asi que volveriamos a pegar piedras del suelo con sika en las paredes de los puentes para poder entrenar, quiza cerca de algun rocodromo de estos.. y los escaladores de ese rocodromo nos miraran y diran… ¿pero quienes son esos pordioseros que mancillan asi el nombre de la escalada escalando en la calle!?

    Lucha de clases escaladora…

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí