¿Escalas bloques altos? ¿Deportiva? ¿Solo entrenas en el roco? ¿Haces psicobloc? ¿Quizás prefieras largas vías alpinas? ¿De primero o generalmente al top rope? ¿Desplomes o adherencia? De todo ello va a depender en gran medida los tipos de dolencia a los que vas a estar más expuesto. Analicemos por dónde nos rompemos habitualmente y cuántas papeletas tenemos de sufrir determinadas lesiones.

Una serie de interesantes estudios y estadísticas concluyen que los escaladores nos solemos romper casi siempre por los mismos sitios. Aunque influyen, claro está, factores como el sexo, la edad, la experiencia, la preparación…, el estilo que practiquemos determinará si un escalador está más expuesto a sufrir traumatismos o a lesiones derivadas producidas por un sobreuso. Estos estudios arrojan también luz sobre un dato sorprendente en principio: el índice de lesión en la escalada es mucho más bajo que en el de otras disciplinas.

La escalada, un deporte de riesgo bajo-moderado

En general, las lesiones agudas (por ejemplo, movimiento extenuante donde nos rompemos una polea, una luxación de hombro en un paso…) y las lesiones por sobreuso (sobreentrenamiento, como por ejemplo esos dolores en dedos que nos aparecen “de repente”, dolor de espalda, muñeca, pies…) son las más habituales entre los practicantes de escalada indoor y outdoor, tanto en deportiva como en boulder. Las lesiones traumáticas son menos comunes en los anteriores casos y se dan más tras accidentes o incidentes en escaladas clásicas y/o de aventura.

La escalada es un deporte considerado de riesgo bajo-moderado. La disciplina que entraña más “peligro” es la que denominamos escalada “clásica” o “tradicional” (ya sabes, vías largas, autoprotección, terreno de montaña…). Este riesgo se reduce en escalada deportiva y, por supuesto, en la escalada indoor. El boulder registra también menor peligrosidad que la escalada tradicional, pero la tendencia a escalar bloques cada vez más altos es un factor que incrementa esta. En las puntuaciones NACA (Tabla 1, test usado para hacer estudios epidemiológicos de escalada y que fue heredado del utilizado por el National Advisory Committee for Aeronautics –de ahí las siglas– de Estados Unidos para medir la gravedad de las lesiones en accidentes de aviación) se mantienen en 1, 2 o 3 como mucho. Tras la modificación en la UIAA Score (Tabla 2), los valores se mantienen sobre todo en 2 y 3.

 

Estado del paciente Escala
Lesión o enfermedad leve. Sin necesidad de intervención médica de urgencia. 1
Lesión o enfermedad leve a moderada. Necesidad de un examen diagnóstico posterior, generalmente sin necesidad de medidas de urgencia. 2
Lesión o enfermedad severa pero sin amenaza para la vida. Uso generalizado de medidas de emergencia locales. 3
Lesión o enfermedad severa, no se puede excluir el desarrollo de una situación de amenaza para la vida a corto plazo. 4
Peligro vital agudo (amenaza para la vida). 5
Parada respiratoria y/o cardiaca y/ o reanimación. 6
Muerte 7

Tabla 1. Graduación NACA

 

Estado del paciente Escala
Lesión o enfermedad leve. Sin necesidad de intervención médica, autotratamiento. 1
Lesión o enfermedad de moderada a severa, sin amenaza para la vida. Aplicación de medidas conservadoras o cirugía menor. Tratamiento externo, terapias, asistencia médica en un corto periodo de tiempo (días), que implica absentismo laboral. Recuperación sin daños permanentes. 2
Lesión o enfermedad grave pero sin amenaza para la vida. Hospitalización, necesidad de intervención quirúrgica y de atención médica inmediata. Implica absentismo laboral. Recuperación con o sin daños permanentes. 3
Peligro mortal, politraumatismo, atención médica inmediata antes de la llegada al hospital, intervención quirúrgica grave. Resultado: vivo con daños permanentes. 4
Peligro mortal, politraumatismo, atención médica inmediata antes de la llegada al hospital, intervención quirúrgica grave. Resultado: muerto. 5
Muerte inmediata 6

Tabla 2. Adaptación NACA de la UIAA

 

Aunque, debido a la heterogeneidad de los estudios, resulta difícil hacer una interpretación de los datos existentes en los artículos científicos acerca de la incidencia (número de casos nuevos de una lesión en una población de riesgo de terminada y en un periodo determinado) en lesiones de escalada, queda demostrado que el índice de lesión en la escalada es mucho más bajo que en el de otras disciplinas. En la revisión bibliográfica de Jones et al. del año 2018 se sacaron los datos (Tabla 3) de los ocho artículos más representativos en los que se analizaba, entre otras cosas, la incidencia. Medimos la incidencia calculando las lesiones que se producen en 1.000 horas de actividad. La tasa máxima de incidencia fue de 13/1000h y la mínima de 0,002/1000h, quedando una media de 2,71±4,49/1000h.

La tasa de seis estudios mostró que en escalada indoor existe una incidencia de 2,83±5,54/1000h.

La tasa de dos estudios mostró que en competición existe una incidencia 1,92±1,57/1000h.

  • Escalada deportiva: 0,29/1000h.
  • Velocidad: se necesita averiguar más, aunque en competición no reporto lesión ninguna
  • Boulder: 1,47/1000h.

Comparada con la incidencia en otros deportes (Tabla 4), consideramos la escalada una actividad bastante poco lesiva.

ESTUDIO TIPO ESCALADA PACIENTES EVALUADOS INCIDENCIA/1000 Horas PELIGROSIDAD NACA/UIAA
Schöffl et al. (2004) Escaladores general (sobre todo outdoor), Frankenjura, Alemania 604 NS NACA 1-2 (0´8% 4 o 5)
Logan et al. (2006) Escaladores general, UK 545 NS NACA 1-2
Gerdes et al. (2006) Escaladores general 1887 NS 20% No lesión

NACA 1- 60%

NACA >1- 20%

Schöffl et al.(2006) Campeonato Internacional Alemania, 2005 443 3,1 NACA 1- 16

NACA 2- 1

NACA 3- 1

Nelson et al. (2009) Escaladores de roca (indoor y outdoor), US 846 NS NACA 1-2. 11% hospitalizados
Backe et al (2009) Todas las disciplinas 355 4,2 por sobreuso

0,29 agudo

NS
Neuhof et al. (2011) Escaladores de roca 1962 0,2 NACA 1- 36,1%

NACA 2- 38%

NACA 3- 24,6%

NACA 4,5- 1%

 

UIAA 2-81,4%

UIAA 3- 18,2%

UIAA 4-6- 0,4%

Schöffl et al. (2013) Rocódromo. Escalada indoor. Stuttgart, Alemania. 515.337 0,02 lesiones agudas UIAA 2- 50%

UIAA 3- 43%

UIAA 4- 6,6%

Schöffl et al. (2013) 22 series del circuito internacional de escalada NS En total: 0,74

Dificultad: 0,29

Boulder: 1,47

Velocidad: 0

UIAA 2-3
Schöffl et al. (2015) Escaladores general (sobre todo outdoor), Frankenjura, Alemania 836 NS UIAA 1: 1,9%

UIAA 2: 96,7%

UIAA 3: 1,4%

Van Middelkoop et al. (2015) Todas las disciplinas 426 13,04 NS
Buzzacott et al. (2019) Escaladores que llegaron a urgencias en EE.UU (lesiones agudas) 34.785 NS UIAA 1: <1.200

UIAA 2: 30.992 (89%)

UIAA 3: 3.485 (10%)

UIAA 4: <1.200

Tabla 3. Incidencia de lesión y peligrosidad de 12 artículos. Cuadro hecho por autor.

 

 

Deporte Tipo de atleta estudiado Lesiones por cada 1.000 horas Referencias
Rugby

 

Amateurs, competición 283 78
Rugby Profesionales, competición; verano/invierno 150/52 79
Hockey sobre hielo Profesionales 83 80
Rugby Juveniles 57 81
Balonmano Competición femenina 50 82
Fútbol Competición/Entrenamiento (UEFA Liga de Campeones) 31.6/3-5 83
Escalada clásica Sin datos 37.5 21
Motociclismo Competición, profesionales (carreras, cross y trial) 22.4 84
Fútbol americano Primera división alemana 15.7 85
Balonmano Competición/entrenamiento (masculino) 14.3/0.6 86
Baloncesto Profesionales y amateur (masculino y femenino) 9.8 87
Fútbol Profesionales, riesgo total de lesiones (masculino) 9.4 83
Navegación Profesionales, competición y entrenamiento de vela 8.8 88
Polo Competición 7.8 89
Kite surf Sin datos 7 90
Voleibol Escolares y entrenamiento 6.7 91
Escalada en hielo Sin datos 4.07 1
Fútbol Primera división femenina alemana 3.1/1.4 92
Escalada de competición Sin datos 3.1 5
Triatlón Sin datos 2.5 93
Boxeo Amateur y profesional 2 94
Bici de montaña Sin datos 1 95
Esquí/ Snowboard Sin datos 1 96
Nordic walking Sin datos 0.9 97
Alpinismo y escalada clásica Sin datos 0.056 20
Surf Sin datos 0.41 98
Rocódromo Sin datos 0.079

0.027

8

23

Tabla 4. Riesgo de lesión por 1.000 horas de práctica de varios deportes.

Un rocódromo, cinco años y 515.337 escaladores

Como pasa en cualquier actividad deportiva, la aparición de una lesión se debe a factores intrínsecos (sexo, edad, experiencia, índice de masa corporal [IMC], fuerza de agarre, preparación… hábitos alimenticios…), y a factores extrínsecos. Evidentemente no es lo mismo escalar de primero que escalar de segundo, escalar a vista, escalar en tu máximo grado, haber calentado debidamente. No es lo mismo hacer tapia e ir poniendo cacharros que hacer tapia equipada. No es lo mismo escalar con cuerda que sin ella. No es lo mismo escalar haciendo bloque en un rocódromo que al aire libre (no perdamos de vista la altura del bloque)… En la generación de lesiones agudas o por sobreuso, tiene especial importancia el volumen, la intensidad y la calidad de los entrenamientos. Nosotros mismos combinamos los riesgos en nuestra actividad y debemos ser capaces de conocer nuestros límites.

En el estudio de Schöllf et al realizado en un rocodromo tras un seguimiento de cinco años (2007-2011) en Alemania, por donde pasaron 515.337 escaladores, se documentaron 30 lesiones agudas traumáticas y no traumáticas que requirieron de ayuda médica. 10 de estas 30 fueron producidas por un mal aseguramiento (¡por eso insistimos tanto en esta cuestión en Sputnik!). La escalada de primero fue la principal causa de lesión seguida del boulder. Las malas caídas sobre la colchoneta fueron responsables de la mayoría de lesiones (esguinces y dislocaciones ) en el bloque… (¡PORTEA!). La mayor parte de las lesiones agudas fueron del MMII (miembro inferior).

Rocódromo Sputnik
Tras un seguimiento de cinco años en un rocódromo de Alemania, por donde pasaron 515.337 escaladores, se documentaron 30 lesiones agudas traumáticas (10 de ellas producidas por un mal aseguramiento).
Tipos de lesiones en escalada.
Tipos de lesiones en escalada.

Lesiones traumáticas

Son las producidas por un golpe directo o por la caída de un objeto que impacta sobre nuestro cuerpo. Suponen alrededor del 7%-11% de las lesiones totales en escalada. El 12% de los accidentes en deportes de montaña los sufren escaladores de hielo y roca; de ese porcentaje el 48% se lo lleva la escalada alpina, el 29% la escalada deportiva; el 9% la escalada indoor; el 6% la escalada en hielo y el 1% en boulder [German Alpine Club].

En la mayoría de los estudios analizados el miembro inferior es el más afectado por traumatismos, seguido del miembro superior, torso y cabeza. En el estudio de Backe et al. las lesiones traumáticas supusieron un 7%, del cual el 50% eran lesiones del miembro inferior, 36% miembro superior, 7% torso y 7% cabeza. En el estudio de Neuhof et al. (1.962 participantes, 699 lesiones en un seguimiento entre el 2002 y el 2006) sobre escaladores de roca se determinó un balance de lesiones de un 42,6% en miembro superior y 41,3% en miembro inferior.

Lesiones traumáticas más habituales en escalada.
Lesiones traumáticas más habituales en escalada.
Según un estudio, estas son la lesiones traumáticas más frecuentes.
Según un estudio, estas son la lesiones traumáticas más frecuentes.

Las lesiones más comunes que se producen tras un traumatismo son lesiones ligamentosas (36% Backe y 36,8% Neuhof), contusiones y laceraciones (29% Backe et al. y 15,2% Neuhof et al.), fracturas (21% Backe et al. y 15% Neuhof et al.), lesiones de tendón (10,6% Neuhof et al.). Las lesiones tratadas en urgencias en los estudios de Nicolas et al. y de Buzzacott et al. fueron en primer lugar fracturas (29%-27%), seguidas de esguinces/torceduras (28%-26%), laceraciones (17%-11%), lesiones tejido blando (17%-11%) y dislocaciones (1,3%-4%).

Lesiones más comunes tras un traumatismo en escalada.
Lesiones más comunes tras un traumatismo en escalada.

El mecanismo lesional por excelencia es la caída (presente en tres de cada cuatro lesiones relacionadas con la escalada), seguido de golpeo con algo (laceración), sobreesfuerzo, golpeo de un objeto (caída de una piedra), rotura de un agarre… En el articulo de Neuhof et al. las caídas suponen un 40% de las causas de la lesión; un 77,5% y un 60% de las visitas a emergencias en los estudios de Nicolas et al. y de Buzzacott et al. respectivamente. Este último estimó que de ese 60% de caídas que acabaron en urgencias, el 40% produjo fracturas y el 24% esguinces. Además se estimó que el 72% de las caídas que acabaron en urgencias fueron desde una altura menor o igual a 6 metros y un 27% mayor a 6 metros.

Mecanismos lesionales.
Mecanismos lesionales.

Con todo, el riesgo de lesión es bastante bajo. Los factores que aumentan este riesgo son la frecuencia, la dificultad, el peso, la experiencia (o falta de ella), el material en mal estado y la mala planificación.

Tan solo el 8%-12% de las lesiones acaban en hospitalización (sobre todo por fractura).

Porcentaje de lesiones de escalada que acabaron en hospitalización.
Porcentaje de lesiones de escalada que acabaron en hospitalización.

Lesiones agudas y lesiones de sobreuso

Las lesiones agudas o por sobreuso han experimentado un aumento considerable en esta última década debido a la aparición de nuevos rocódromos y métodos de entrenamiento. Hay artículos que hablan de un incremento del 45% (Neuhof), algunos de un 93% (Backe) y otros del 75% (Jones y Chang).

La aparición de lesiones por sobrecarga es directamente proporcional al nivel de escalada y a la importancia subjetiva que la escalada tenga en cada persona. Duncan et al, 2000 vio que la tasa de escaladores de 7a era mucho mayor que los que hacían 6a/b. Además, la proliferación de vías, la calidad del equipamiento y el aumento de centros indoor han provocado que el/la escalador/a pueda probar sus límites con mayor facilidad, y esto conduce a lesiones más frecuentes. Por mi experiencia, puedo asegurar que la falta de calentamiento es también un dato a tener muy en cuenta.

Los escaladores que ensayan mayor dificultad son mucho más propensos a sufrir lesiones.
Los escaladores que ensayan mayor dificultad son mucho más propensos a sufrir lesiones.

El exceso de entrenamiento y su poca compresión por parte del escalador y las tan frecuentes faltas de descanso conducen a lesiones que sobreestresan las estructuras.

La mayoría de estas lesiones, con muchísima diferencia, se ubica en el miembro superior. Entre las lesiones en el miembro superior, las más comunes son las de los dedos con un 52%. La reina indiscutible de este tipo de lesiones es la del sistema de poleas del tendón flexor del dedo (lesión de poleas, 30%). Dentro del dedo tendremos también lesiones habituales como:

  • Capsulitis (18%).
  • Tenosinovitis (16%).
  • Tendinitis del flexor (8%).
  • Ligamento colateral (4%).
  • Efecto cuadriga-rotura lumbricales.
  • Artritis postraumática.
  • Rotura del tendón.
  • Lesiones en la placa volar.
  • Fracturas por estrés en jóvenes escaladores. Especial mención y cuidado con los sistemas de entrenamiento en escaladores que todavía no se han desarrollado del todo. Se ha visto un gran incremento en este tipo de lesiones.
  • Ganglión en el tendón.
Zonas en las que los escaladores solemos padecer la mayoría de lesiones agudas y de sobreuso.
Zonas en las que los escaladores solemos padecer la mayoría de lesiones agudas y de sobreuso.

Después de las lesiones de dedos, el segundo puesto está bastante disputado entre las lesiones de hombro, las de muñeca y las de codo. Seguiremos, por su calidad científica, el estudio de Schöllf. Según este científico, en segundo lugar estarían las de hombro con un 18%, siendo la lesión de SLAP y el impingment las lesiones más comunes. Se ha podido ver en varios estudios que en el 33% de los escaladores de elite existe un dolor crónico de hombro.

  • Lesiones de SLAP (32%).
  • Impingment-hombro doloroso (25%).
  • Esguince hombro.
  • Luxación- Lesión de Bankart.
  • Tendinitis en el supraespinoso.
  • Lesiones musculares.
  • Tendinosis cabeza larga del bíceps.
  • Rotura tendón largo del bíceps.
  • Desgarro manguito de los rotadores.
  • Lesión en la articulación acromio clavicular.

Lesiones de codo y antebrazo con el 9%. Destacamos las más que conocidas epicondilitis y epitrocleitis. Además de lesión en el ligamento colateral, lesiones de atrapamiento nervioso, síndrome compartimental, lesiones musculares

Lesiones de muñeca con un 13%. Destacan lesión del túnel del carpo, lesiones de inestabilidad articular, capsulitis, lesiones ligamentosas…

Aunque menos frecuentes, también encontramos lesiones en el miembro inferior por sobreuso (son más habituales las traumáticas o agudas). Las lesiones más comunes se dan en el pie y en el tobillo: contusiones y fracturas, lesiones ligamentosas (esguince tobillo), osteocondritis, lesión en el retináculo de los peroneos, metatarsalgias (problemas derivados del uso de los pies de gato). También encontramos lesiones en rodilla y pierna: rotura del ligamento cruzado anterior, lesiones meniscales, roturas musculares (isquiosurales en talones). Lesiones de cadera: impigment, lesiones en el lambrum, lesiones musculares…

Lesiones por abrasión, lesiones por laceración (agarrarse a la cuerda cuando te caes).

A todo esto podemos unir los dolores de la columna vertebral que intentaremos asociar a actividades relacionadas con la escalada (dolor de cuello por asegurar, dolor dorsal por posiciones en el día a día, dolor lumbosacro por torsiones en pasos específicos…).

 

2017-2018 (n=633) 2009-2012 (n=911) 1998-2001 (n=604)
Lesión polea 12.3% Lesión polea 15.4% Lesión polea 20.2%
Tenosinovitis 10.6% Capsulitis 9.5% Epicondilitis 8.4%
Capsulitis 7.7% Tenosinovitis 8.8% Tenosinovitis 7%
Lesión de rodilla 7.1% SLAP 5.6% Esguince capsular 6.1%
SLAP 5.8% Epicondilitis 5.5% Abrasión 5.6%
Manguito rotador 5.4% Manguito rotador 4.4% Dolor de espalda 4%
Sobrecarga de muñeca 3.5% Tensión Fx dedo 4% Lesión de rodilla 2.3%
Epicondilitis 3.3% Contractura de Dupuytren 3.3% Fracturas 2.3%
Fractura epifisiaria dedo 3% Esguince capsular 2.7% Capsulitis 2.2%
Lesión medular 2.8% Ganglión en tendón 2.1% Ganglión en tendón 1.8%

Este cuadro muestra las 10 lesiones que se dieron con más frecuencia en tres de los estudios más representativos y de mayor calidad.

 

 

Tipos de escalada (total N=974)
 

 

Localización

  Rocódromo

(n=555, 57.0%)

Boulder en roca

(n=183, 18.8%)

Deportiva en roca

(n=144, 14.8%)

Clásica

(n=92, 9.4%)

P
Extremidades superiores  

Dedos

 

245 (69.8)

 

53 (15.1)

 

38 (10.8)

 

15 (4.3)

 

<.001

  Mano 40 (59.7) 14 (20.9) 7 (10.4) 6 (9.0) .754
  Muñeca 50 (58.1) 21 (24.4) 9 (10.5) 6 (7.0) .332
  Antebrazo 38 (66.7) 11 (19.3) 7 (12.3) 1 (1.8) .168
  Codo 84 (60.4) 27 (19.4) 22 (15.8) 6 (4.3) .171
  Brazo 19 (55.9) 9 (26.5) 5 (14.7) 1 (2.9) .442
  Hombro 85 (53.8) 26 (16.5) 26 (16.5) 21 (13.2) .242
  Total 561 (62.9) 161 (18.0) 114 (12.8) 56 (6.3) <.001
Extremidades inferiores  

Muslo

 

8 (44.4)

 

4 (22.2)

 

1 (5.6)

 

5 (27.8)

 

.042

  Rodilla 27 (42.2) 10 (15.6) 14 (21.9) 13 (20.3) .003
  Pantorrilla 4 (30.8) 3 (23.1) 2 (15.4) 4 (30.8) .045
  Tobillo 48 (38.4) 31 (24.8) 20 (16.0) 26 (20.8) <.001
  Pie 15 (31.9) 9 (19.1) 11 (23.4) 12 (25.5) <.001
  Total 102 (38.2) 57 (21.3) 48 (18.0) 60 (22.5) <.001
Otra zona Cabeza 2 (10.0) 3 (15.0) 7 (35.0) 8 (40.0) <.001
  Pecho 0 (0.0) 1 (20.0) 1 (20.0) 3 (60.0) .001
  Abdomen 1 (25.0) 0 (0.0) 3 (75.0) 0 (0.0) .008
  Columna vertebral 10 (37.0) 6 (22.2) 6 (22.2) 5 (18.5) .134
  Pelvis 2 (14.3) 6 (42.9) 4 (28.6) 2 (14.3) .011
  Órganos internos 0 (0.0) 0 (0.0) 1 (100.0) 0 (0.0) .123
  Otros 9 (45.0) 6 (30.0) 2 (10.0) 3 (15.0) .413
  Total 24 (26.4) 22 (24.2) 24 (26.4) 21 (23.1) <.001

Este estudio de McDonald et al. nos hace una comparativa de las lesiones producidas en los diferentes tipos de escalada. Existe más porcentaje de lesión en el miembro superior y en el tendón durante la escalada indoor comparada con la outdoor. Esto se puede explicar por la sensación de seguridad que nos da el rocódromo, lo que nos hace exigirnos más tanto en tiempo de las sesiones como en dificultad, lo que puede llevarnos a un exceso de trabajo. También se vio que en la escalada outdoor hubo más fracturas debido al mayor riesgo de una mala caída, impacto por caída de rocas u otros objetos…

 

  Tipos de escalada (total N=974)
 

 

Tipo de lesión

Rocódromo

(n=555, 57.0%)

Boulder en roca

(n=183, 18.8%)

Deportiva en roca

(n=144, 14.8%)

Clásica

(n=92, 9.4%)

P
Desgarro muscular  

103 (54.8)

 

42 (22.3)

 

29 (15.4)

 

14 (7.4)

 

.422

Esguince 282 (65.7) 75 (17.5) 49 (11.4) 23 (5.4) <.001
Rotura de tendón 42 (62.7) 7 (10.4) 14 (20.9) 4 (6.0) .121
Tendinitis 97 (63.0) 24 (15.6) 23 (14.9) 10 (6.5) .278
Esguince articular 74 (47.4) 40 (25.6) 23 (14.7) 19 (12.2) .028
Dislocación articular 17 (41.5) 9 (22.0) 7 (17.1) 8 (19.5) .079
Fractura de hueso 22 (32.4) 20 (29.4) 8 (11.8) 18 (26.5) <.001
Contusión 12 (21.8) 14 (25.5) 11 (20.0) 18 (32.7) <.001
Corte

 

6 (20.7) 7 (24.1) 9 (31.0) 7 (24.1) <.001
Conmoción cerebral 1 (7.1) 2 (14.3) 6 (42.9) 5 (35.7) <.001
Lesión nerviosa 11 (44.0) 2 (8.0) 7 (28.0) 5 (20.0) .038
Otros 9 (45.0) 6 (30.0) 2 (10.0) 3 (15.0) .413
Desconocido 53 (52.0) 23 (22.5) 16 (15.7) 10 (9.8) .696

Porcentaje de lesiones según el tipo de escalada

“La aparición de lesiones por sobrecarga es directamente proporcional al nivel de escalada y a la importancia subjetiva que la escalada tenga en cada persona“.
“La aparición de lesiones por sobrecarga es directamente proporcional al nivel de escalada y a la importancia subjetiva que la escalada tenga en cada persona“.

¡Resumimos!

  • La escalada tiene un índice de lesión relativamente bajo.
  • En su mayoría, estas lesiones se producen por un exceso y/o mal uso de las estructuras corporales y afectan sobre todo al miembro superior: dedos, muñeca, hombro y codo, en este orden.
  • Las facilidades actuales para acceder a un entrenamiento planificado, la alta calidad de los centros y la baja peligrosidad que entraña escalar en ellos, provocan que el escalador se sienta seguro y entrene en su límite, lo que en muchos casos conducirá a una falta de calidad del movimiento, entrenamiento mal orientado, poco descanso… y, consecuentemente, a la lesión.
  • Las lesiones traumáticas son menos frecuentes y suelen afectar al miembro inferior, sobre todo pie y tobillo. En la mayoría de los casos son producidas por caídas.

En próximos artículos hablaremos de las lesiones más específicas de cada región del cuerpo, explicaremos la anatomía, la sintomatología y las características de cada lesión. También nos centraremos tanto en los factores de riesgo de lesión de cada segmento descritos en la evidencia científica como, muy importante, en la prevención.

Ramiro Fernández
Fisioterapeuta en Sputnik Salud

Bibliografía

  • Schöffl V, Kupper T. Injuries at the 2005 world championships in rock climbing. Wilderness Environ Med. 2006: 17 (3):187–90.
  • Josephsen G, Shinneman S, Tamayo-Sarver J, Josephsen K, Boulware D, Hunt M, et al. Injuries in bouldering: a prospective study. Wilderness Environ Med. 2007;18(4): 271–80
  • Jones G, Asghar A, Llewellyn DJ. The epidemiology of rock climbing injuries. Br J Sports Med. 2008;42(9):773–8
  • Nelson NG, McKenzie LB. Rock climbing injuries treated in emergency departments in the US, 1990 2007. Am J Prev Med. 2009;37(3):195–200
  • Backe S, Ericson L, Janson S, Timpka T. Rock climbing injury rates and associated risk factors in a general climbing population. Scand J Med Sci Sports. 2009;19(6):850–6.
  • Schöffl V, Kupper T. Injuries at the 2005 world championships in rock climbing. Wilderness Environ Med. 2006: 17 (3):187–90.
  • Neuhof A, Hennig FF, Schöffl I, Schöffl V. Injury risk evaluation in sport climbing. Int J Sports Med. 2011;32 (10):794–800
  • Schöffl V, Morrison A, Schöffl I, Kupper The epidemiology of injury in mountainering, rock and iceclimbing. In: Caine D, Heggie T, eds. Medicine and Sport Science—Epidemiology of Injury in Adventure and Extreme Sports. Basel, Switzerland: Karger; 2012:17–43.
  • Schöffl VR, Hoffmann G, Kupper T. Acute injury risk and severity in indoor climbing-a prospective analysis of 515,337 indoor climbing wall visits in 5 years. Wilderness Environ Med. 2013;24(3):187–94.
  • Schöffl V, Popp D, Kupper T, Schöffl I. Injury trends in rock climbers: evaluation of a case series of 911 injuries between 2009 2012. Wilderness Environ Med. 2015;26(1):62–7.
  • Van Middelkoop M, Bruens ML, Coert JH, et al. Incidence and risk factors for upper extremity climbing injuries in indoor climbers. Int. J. Sports Med. 2015; 36:837 Y42.
  • Woollings KY, McKay CD, Kang J, Meeuwisse WH, Emery CA. Incidence, mechanism and risk factors for injury in youth rock climbers. Br J Sports Med. 2015;49(1):44–50.
  • Chang CY, Torriani M, Huang AJ. Rock climbing injuries: acute and chronic repetitive trauma. Curr Probl Diagn Radiol. 2016;45(3):205–14.
  • Jones G, Johnson M. A critical review of the incidence and risk factors for finger injuries in rock climbing. Curr Sports Med Rep. 2016;15(6):400–9.
  • McDonald JW, Henrie AM, Teramoto M, Medina E, Willick SE. Descriptive epidemiology, medical evaluation, and outcomes of rock climbing injuries. Wilderness Environ Med. 2017;28(3):185–96.
  • Clayton E. Nelson, Ghazi M. Rayan, Dustin I. Judd, Kai Ding, and Julie A. Stoner (2017). Survey of Hand and Upper Extremity Injuries Among Rock Climbers. Surgery Article. 12(4) 389–394
  • Jones G, Schöffl V, Johnson MI (2018). Incidence, diagnosis, and management of injury in sport climbing and bouldering: a critical review. Curr Sports Med Rep 17:396–401
  • Forrester JD, Tran K, Tennakoon L, Staudenmayer K. Climbing-related injury among adults in the United States: 5-year analysis of the national emergency department sample. Wilderness Environ Med. 2018;29(4):425–30.
  • Buzzacott PSchöffl IChimiak J y Schöffl V (2019). Rock Climbing Injuries Treated in US Emergency Departments, 2008-2016. Wilderness Environ Med,30(2), 121-128
  • Volker Schöffl, Michael Simon,Christoph Lutter (2019). Finger- und Schulterverletzungen im Klettersport. Springer Medizin Verlag Gm bH, ein Teil von
    Springe r Nature 2019 (en alemán)
  • Daichi Asakawa, RPT, MS1, 2, Masaaki Sakamoto, RPT, PhD (2019). Retrospective survey of sport climbing injuries and self-care in the Gunma prefecture. J. Phys. Ther. Sci. 31: 332–335.
  • Woollings KY, McKay CD, Kang J, et alIncidencemechanism and risk factors for injury in youth rock climbers. Br. J. Sports Med. 2015; 49:44 Y50. doi: 10.1136/bjsports-2014-094067.
  • Van Middelkoop M, Bruens ML, Coert JH, et al. Incidence and risk factors for upper extremity  climbing injuries in indoor climbers. Int. J. Sports Med. 2015; 36:837Y42. doi:  10.1055/s-0035-1547224. PubMed PMID: 25958937.    DAV: Bergunfallstatistik 2004–2005.
  • DAV, München; 2006.
  • www.theuiaa.org/documents/mountainmedicine/UIAA_MedCom_Rec_No_17_Injury_ Classification_2010_V1-4(1).pdf
  • Schöffl V, Burtscher E, Coscia F. Injuries and medical incidences during The IFSC 2012 Climbing  World Cup Series. Medicina Sportiva. 2013; 17:168 Y70. PubMed PMID: 93543967.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí