Nos hemos reunido alrededor de una montaña de libros de montaña para seleccionar veinte títulos editados este 2020 que hemos leído o consultado a pie de vía y, por unas razones o por otras, nos han gustado mucho. Guías, novela gráfica, manuales y novelas desfilan a continuación en esta primera entrega [segunda parte].

La montaña resplandeciente
Peter Boardman (prólogo de Chris Bonington)
Traducción de Rosa Fernández
Ediciones Desnivel
208 páginas, 24 €

Justicia para Boardman

Tras su muerte, se cometieron dos grandes injusticias con Peter Boardman. Una ocurrió en 1995, cuando un ejército de japoneses y sherpas cargados con un arsenal de botellas de oxígeno acribilló a cuerdas fijas la arista noreste del Everest, donde Pete acabó sus días junto con Joe Tasker durante su intento de apertura en estilo alpino en 1982. La otra fue la terrorífica traducción de los numerosos pasajes técnicos de su primer libro, La montaña resplandeciente, publicado por la editorial Juventud en España en 1982.

Si en los últimos años has querido hincarle el diente al libro de Boardman te habrás vuelto loco para encontrar un ejemplar, luego te habrás tenido que rascar el bolsillo para al final enfrentarte a un tomo de páginas amarillentas y cosas del tipo “escarpia”, “clavijas de hielo”, “apalancar hacia arriba los pies”, “engarfiar los dedos” o “hincar pitones”. Ahora, después de casi cuarenta años, aparece esta necesaria edición que hace justicia por fin a la memoria y obra del malogrado alpinista británico. He de reconocer que no he vuelto a leer La montaña resplandeciente pero mis fuentes confirman que la traducción es impecable.

El asunto puede resumirse así: dos colegas se ponen de acuerdo en 1976 para salir a escalar juntos y, casi con lo puesto, se hacen la cara oeste del Changabang. Es decir, que dos jóvenes insolentes se saltan la jerarquía y los protocolos habituales en las grandes empresas en el Himalaya de la expediciones inglesas de los años sesenta y setenta (ojo: Chris Bonington, Doug Scott, Dougal Haston, Joe Brown, Alex McIntyre, Nick Estcourt…) y los grandes popes del alpinismo se ríen de ellos, menos el grandísimo Don Whillans, que les anima y les pasa unas cuantas fotos de la pared, ya que él mismo se había planteado seriamente intentar esa vertiente después de hacer, en 1974, la primera ascensión a la montaña con Scott y Haston.

La montaña resplandeciente narra en primera persona –en ocasiones interviene Tasker con un intercambio de notas– la escalada a la oeste del Changabang por una ruta que, en palabras del periodista Ken Wilson, no tenía “pinta de ser para hombres casados”. Los escaladores viajan con muy pocos medios hasta Garhwal, establecen el campamento base al pie de la montaña y, tras un par de ataques y 25 días, consiguen la que fue considerada como escalada (en estilo alpino) más difícil y técnica del Himalaya.

Se trata de una novela encasillada en ese estilo que entendemos como “literatura de montaña”, pero con muchas pinceladas de otros registros como la autobiografía –Boardman confiesa sus miedos, la pérdida de control, ambiciones y defectos– y los relatos de viajes, aventura y exploración –resulta especialmente interesante el contacto con otras expediciones y las negociaciones y papeleos necesarios (permiso, oficial de enlace, porteadores, compras…) para adentrarse en los alrededores del Santuario del Nanda Devi–. Es posible que los pasajes técnicos en los que a veces se describen paso a paso los largos clave resulten agotadores, pero algunos masoquistas disfrutamos (no siempre) conociendo con tanta exactitud y de primera mano las técnicas y materiales que se usaban en la época.

Concluyendo: La montaña resplandeciente debe tener su hueco junto a Montañero, El escalador del Himalaya, Un día como un tigre, Grandes escaladas, El Ogro…

José Manuel Velázquez-G
Alpinismo, el arte de la eficiencia (segunda edición)
Raúl Lora
Ediciones Desnivel
142 páginas, 17€

Eficiencia. Capacidad de cumplir adecuadamente una función

No estamos frente a una enciclopedia definitiva de material, estrategias y técnicas de alpinismo. Precisamente porque su autor, Raúl Lora (guía de Alta Montaña UIAGM y maestro especialista en Educación Física), enfocó Alpinismo, el arte de la eficiencia desde un prisma ultrapráctico y muy alejado de la idea de compendio global. Esto no quita que el manual resulte muy completo y que en sus páginas encontremos todo lo necesario para llevar a buen término nuestras actividades en la montaña.

Bien estructurado, nos enumera los distintos tipos de progresión (nieve, hielo y roca), las diferentes maneras de progresar (con o sin cuerda, a largos, ensamble), los descensos (caminando, destrepando o en rápel), los materiales necesarios, medidas de socorro… Pero siempre yendo al grano, sin rodeos: un solo método para cada problema. En definitiva, EFICIENCIA.

Ilustrado con fotografías que nos ayudan a entender y asimilar todas las maniobras, incluso las más complejas. Si esto no fuera suficiente, esta segunda edición incorpora enlaces a videotutoriales.

Roberto Llorente
La Pedriza. Geología y escalada
Manuel García Rodríguez (prólogo de Juan Luis Salcedo Miranda)
Ediciones Cordillera Cantábrica
121 páginas, 16 €.

Geología para todos, incluso para escaladores…

Si la geología nos la hubieran contado en el colegio tal y como la cuenta Manuel García Rodríguez en La Pedriza. Geología y escalada, los bolis Bic no se hubieran llenado de chuletas. En esta obra su autor es capaz de hablar de piedras metamórficas, extrusiones y diaclasas y conectarlo con lo que más nos apasiona: la escalada. Y consigue que no nos perdamos entre tanta roca.

La premisa inicial de este manual –que no guía de escalada– es su compromiso de no enmarañarse con la terminología científica y resultar accesible a todos los públicos. Y lo cumple. Ya solo por eso engancha.

En segundo lugar, su magia reside en que logra cambiarte la manera de mirar las placas pedriceras a partir de su lectura: las regletitas que encontrarás en Fuego manchego, en la Peseta, se van a transformar en superficies endurecidas de la roca y a través de su color te hablarán de distintos grados de adherencia; los garbanzos que te permiten suspirar en mitad de una vía pasarán a llamarse gabarros y las estéticas viras que atraviesan la Benedé, en la Cueva de la Mora, o Sopa de gafas, en el Cancho de los Brezos, serán a partir de ahora diques o venas de aplita, cuya dureza, lo sabrás cuando lo leas, es mayor que la del granito en el que están incrustadas.

Para completar, Manuel García hace una selección de las vías y sectores más significativos, geológicamente hablando, y los relaciona con los procesos de creación y degradación que han dado lugar a formas tan fascinantes como los tafonis que dibujan la Calavera, acanaladuras tan míticas como la que surca la vía Que me parto en los Brezos o fisuras que tan habitualmente nos encontramos en la escalada en La Pedriza.

Además, encontrarás información sobre las fluctuaciones de temperatura de la roca según el momento del día o la sección de la pared en la que te encuentres y también de cómo la humedad afecta a la roca y, por ende, a tu escalada. También referencias a otras formaciones geológicas no escalables pero muy llamativas de La Pedriza como cuevas y pilas (que además nos pueden indicar dónde se encuentra el norte) y hablan de cómo se ha ido erosionando el paisaje.

En definitiva, si estabas buscando una manera de mejorar tu técnica de escalada en adherencia, seguro que jamás pensaste que la geología iba a darte ese empujón que necesitabas para terminar de despegar en las placas.

María R. Bajo
Un tributo a la tierra
Joe Sacco
Traducción de Carlos Mayor Ortega
Reservoir Books
272 páginas, 22,90 €

La historia de los dene

El autor de cómic Joe Sacco nos trae de nuevo una obra de periodismo gráfico reflejado en viñetas, un estilo que le hizo merecedor en 1996 del American Book Award por su obra Palestina: en la franja de Gaza. De nuevo, Joe Sacco se documenta en el terreno con su cámara de fotos,  entrevistando y conviviendo con los principales protagonistas.

En Un tributo a la tierra viajamos a Canadá, a los territorios del noroeste para conocer al pueblo nómada dene que habita en el valle del río Mackenzie. Las detalladas viñetas de Sacco cuentan la vida de unos personajes y su devenir político, cultural y social, también cómo se pasó de una sociedad muy apegada a su territorio y tradiciones ancestrales a un pueblo que no acaba de encontrar su identidad, de un progreso malentendido que solo busca la explotación de las riquezas de su tierra.

El relato resulta desolador, nunca nos deja de asombrar la capacidad de algunos países para aniquilar pueblos. Las políticas territoriales de Canadá –ese Estado modelo en muchos aspectos– se revelan como un genocidio cultural en toda regla.

Pero también es hermoso conocer cómo se organizaba el pueblo dene antes de la llegada de los nuevos pobladores, su identidad como comunidad que organizaba su propia sociedad. El cambio es brusco y varios hechos nos dolerán sobremanera: la educación religiosa forzosa, la aniquilación de la lengua y el alto índice de alcoholismo.

Igualmente, gracias a Sacco conoceremos a los activistas que, con la tragedia de su pueblo asumida están luchando para recuperar esa identidad, para buscar nuevas formas de relacionarse con la Naturaleza, más en consonancia con sus ancestros, cuando los dene no eran dueños de la Tierra, sino parte de ella.

Felipe Gómez viajesapie.com
Yo sé por qué te escondes aquí
María R. Bajo
Círculo Rojo
210 páginas, 14,50 €

Perderse (y encontrarse en las montañas)

Todos tenemos un lugar (ya sea físico, mental o emocional) al que consideramos nuestro refugio, el lugar seguro al que acudir en tiempos de zozobra, agitación, inquietud, cuando necesitamos seguridad o hacer un alto en la vida para volver a coger fuerzas… en una palabra, nuestro hogar. Pero, ¿qué pasaría si, al volver a nuestro hogar, lo encontramos ocupado por otra persona que también lo reclama como propio y no está dispuesto a renunciar a él ni compartirlo?. Eso es lo que les sucede a los protagonistas de Yo sé por qué te escondes aquí, la primera novela de María R. Bajo.

Aunque el planteamiento de la novela, unido al título del libro, puede hacer pensar que estamos ante un relato de misterio clásico, no es así. Los supuestos misterios se van revelando con naturalidad, sin golpes de efecto ni giros narrativos, pero aún así sorprendiendo e impactando al lector. El verdadero misterio es la relación entre dos personajes antagónicos a priori pero que acaban revelándose más bien como complementarios y, sobre todo, necesarios el uno para el otro en ese momento de sus vidas.

Pero el protagonista principal no es humano ni espíritu, sino la montaña, esa serranía que envuelve a los protagonistas y sus disputas y decisiones, y que también les acerca y les ayuda a comprenderse mejor el uno al otro. Una montaña que les acepta y quiere tal como son, pero no es indulgente con ellos, sino que les pone ante un espejo en el que a veces duele reconocerse, pero es necesario hacerlo.

Y todo ello está contado de una forma deliciosa, con una prosa cuidada, bella y adictiva, que hace que devores las páginas pero al mismo tiempo te hace parar constantemente por su sutileza y su capacidad para la reflexión.

Una novela, en fin, que gustará a los montañeros (por su precisión y las reflexiones, que trufan la novela, sobre el efecto que la montaña tiene en las mentes y corazones de los que la aman), pero también a los que no han pisado un risco en su vida, ya que la humanidad de sus personajes los hace reconocibles y dignos de ser recordados y queridos por cualquiera. Un gran debut que deja muchas ganas de leer la siguiente novela de esta magnífica escritora.

Pablo Dueñas

23 años de espera

Rocha Nai. Guía de escalada de Galicia
Alfonso Louro Fuentes y Gustavo Vázquez Fariña
Editorial Campo IV Alpinismo
302 y 244 páginas, 35 € (dos volúmenes)

Nadie puede negar que este pasado verano ha sido un tanto peculiar. Una temporada estival turbulenta de contenida libertad que nos hizo huir de las masificaciones. Por eso decidimos buscar tranquilidad e ir a escalar a Galicia. Hacía años que no escalábamos allí, seguramente debido a la distancia y también a que Galicia vertical, la guía de Miguel Seoane y Javier Carreras, puntera en su tiempo, vio la luz hace ya 23 años. Llamémoslo “serendipia”: en estos tiempos tan inciertos dimos por casualidad y suerte con la presentación de la nueva guía de Galicia Rocha Nai (Roca Madre), que fuimos descubriendo junto a sus autores, Alfonso Louro y Gustavo Vázquez.

A lo largo de dos tomos, esta obra nos conduce por las cuatro provincias (A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra), descubriendo las más conocidas y desconocidas zonas de escalada con gran cantidad de información útil. Nos presenta el gran contexto natural, su rica biodiversidad y la geología gallega. Decir que aproximadamente el 50 por ciento de las escuelas se encuentran incluidas dentro la Red Natura 2000 y otras figuras de protección, y eso nos da un sentir de nuestra responsabilidad en su respeto y cuidado. Interesante el apartado donde se trata de los aperturistas y equipadores gallegos, y de la más que intensa labor de reequipamiento de las zonas de costa (entornos de alta corrosión). Y hablando de mar y salitre, la guía muestra indicaciones para interpretar los partes de olas junto con los meteorológicos, ya que algunos sectores costeros quedan expuestos a merced de las mareas y los temporales. Algunas áreas de escalada son, no solo complicadas de encontrar, sino también de acceder, atribuyendo una nueva catalogación de “alpinismo marítimo”.

Las zonas más deportivas tienen una presencia con una actualización en rutas y grados. La guía trata con delicadeza los distintos tipo de escalada, representando cada largo de las líneas de vías en distintos colores, determinando su corte deportivo o su posibilidad de escalar en total o parcial autoprotección. La imágenes incluidas son un atrayente reclamo para ir a conocer su auténtica belleza. Más allá de los conocidos lugares como Faro Budiño o Eume, se abren posibilidades impresionantes como Cabo Vilán u Ortegal, recorriendo así la geografía gallega más escaladora.

En conclusión, Rocha Nai es una guía que hace honor a su nombre, una nueva publicación referente con la que no solo disfrutaremos de unas escaladas de calidad, sino que nos hará conocer esta maravillosa tierra, invitándonos a descubrir la increíble esencia de Galicia.

Iván de Vicente
La historia de Wanda Rutkiewicz: en los límites de la vida
Anna Kaminska
Ediciones Desnivel
304 páginas, 26 €

Caravana de sueños

Cuando leí Desnivel especial Polonia (nº 386), en la que tipos duros, barbudos y aguerridos, escalaban montañas en verano, en invierno, por una cara, por otra, solos, con amigos o encordados con la muerte, flipé con la historia de una mujer que, además de escalar igual que ellos, recorrió parte del glaciar del Baltoro ¡con muletas! Aquello sí que me pareció épico, con llagas en las axilas y ampollas en las manos, todo por no renunciar a una expedición. ¿Qué más se sabía de ella? Solo encontré reseñas de sus escaladas: la primera persona europea en escalar el Everest, primera mujer en el K2, el Cho Oyu en solitario, el Nanga Parbat con la primera expedición femenina y así otras cuatro grandes montañas, pero todo esto no me explicaba quién fue una de las mejores alpinistas de nuestro tiempo.

Anna Kaminska (periodista, escritora y filóloga polaca) se debió hacer las mismas preguntas y, gracias a un gran trabajo de investigación, creó un relato que muestra a la verdadera Wanda Rutkiewicz. Su biografía se compone por una polifonía de voces que se adentran en los recuerdos y van dando vida a aquella mujer de carácter duro, solitario, que luchaba con sus demonios y sus miedos pero que vivía con fuerza su pasión. Se completa el trabajo con fotografías, documentos y experiencias que acaban de trazar el mapa de su vida y que podría dividirse en tres etapas.

Una centrada en una infancia dura y desestructurada, un país reconstruyéndose tras la II Guerra Mundial y bajo el régimen soviético, la muerte de su hermano mayor, la separación de sus padres, la pérdida de sus bienes y su faceta escolar. Acontecimientos que forjarán su espíritu de supervivencia y su sello de identidad. Le sigue una época de estudios universitarios, de descubrimiento de la escalada y la montaña. Llegarán las primeras expediciones, los primeros ochomiles, expediciones femeninas… y la muerte que desde entonces se instalará en su vida y a quien Wanda mirará de frente y a los ojos: decenas de alpinistas y colegas caen en expediciones, su padre es brutalmente asesinado.

Llegamos a la década de los 80, Rutkiewicz ya tiene un nombre en el mundo del alpinismo internacional –ya no solo es una chica “guapa de piernas largas”– y cuenta con un proyecto vital que se convertirá en su obsesión (la “caravana de los sueños”, decía ella). Esta parte del libro es la que mejor muestra la personalidad de una mujer fuerte y atormentada por las normas impuestas por la sociedad a las mujeres. En su lucha interna por ceder a tener una familia y un trabajo estable, Wanda prefirió vivir con pasión su vida hasta el último día, decidiendo y marcando su propio camino.

Coge aire y venga, va: ¡LEE!

Silvia García
Roca caliente en los Pirineos: Escales, Valle de Isábena, Llauset, Vall d’Arán…
Luis Alfonso
La Noche del Loro
528 páginas, 27 €

Más roca caliente (y que no falte)

Lo he oído por ahí, y varias veces además: “Las guías del Luichy son las mejores” (sic). Yo no sé si será del todo verdad, pero lo cierto es que ahora mismo, haciendo recuento por encima de las guías que he usado (que son unas poquillas…), es probable que no haya mucho de exageración en lo anterior. Este prolífico escalador, aperturista y gran divulgador de la escalada en los Pirineos y las sierras de sus faldas, lleva décadas recopilando croquis de todo tipo y luego sacándolos a la luz en su editorial, La Noche del Loro, y también en su web, del mismo nombre.

De entre todas sus guías publicadas (una veintena te sale disponible si haces una búsqueda en la Librería Desnivel) posiblemente las de la colección “Roca caliente en los Pirineos” (un trabajo iniciado en 1994) sean las más conocidas y demandadas. En ellas se registran miles de itinerarios repartidos por el Pirineo y todas las tendencias de escalada en roca confluyen en sus páginas: deportiva, interminables recorridos de aventura, vías de autoprotección, líneas equipadas de varios largos, algo de artificial… Las rutas se ordenan por sectores de forma clara, se describen y se trazan en unos croquis de estilo ya inconfundible.

En esta reciente entrega Luichy (“el Luichy”) combina zonas de alta y media montaña, por lo que nos da alternativas tanto para el verano como para cuando hace frío. Todas las áreas tienen su punto de partida a una distancia de una hora en coche, como máximo, partiendo desde el epicentro (El Pont de Suert, en Lérida). Los límites serían los siguientes: al norte, las zonas bajas de la Val d’Arán; al oeste, las inmediaciones del Turbón; al este, Sant Gervàs, y, al sur, las paredes de conglomerado de la Serra de Sis y la Serra de Lleràs.

Resumiendo, un tochaco importante de más de 500 páginas donde se abordan trece áreas y una cantidad pornográfica de vías trazadas en una rica variedad geológica (caliza, conglomerado, ofita, esquistos, arenisca y granito).

JM V-G
El espejo de hielo
Chus Lago
Ediciones Desnivel
144 páginas, 17 €

El agua, motor de la memoria

Nunca había leído ningún libro de Chus Lago, si acaso alguna entrevista o artículo que me acercaba a sus actividades pero jamás me había aproximado a su literatura, y no será por títulos: Everest, fuera de la Tierra (2001, Ediciones Lea), Una mujer en la cumbre (2004, Plaza & Janés), Sobre huellas de gigantes (2016, Aguilar), Fata y Pengba en el Machapuchare (Desnivel, 2010). Este año leí unas declaraciones suyas tras ganar el Premio Desnivel de Literatura en las que decía: “Llevo un año escribiendo, no quería contar lo que ya he contado otras veces”. Así que por qué no empezar con El espejo de hielo para descubrir a esta escritora, qué quería relatar, cómo y por qué.

Los 25 relatos que componen El espejo de Hielo tienen un lazo invisible que, desde el título hasta la última página, va uniendo cada historia. Se trata del agua en todos sus estados: hielo, lluvia, niebla, nieve, orballo. El agua es el motor de la memoria y a su vez el escenario donde se desarrolla la acción. Chus Lago narra un viaje introspectivo y nos descubre en la inmensidad de un paisaje nevado o en una gota de agua un mundo interior escondido que ahonda en los matices y los sentimientos. En cada capítulo echa un vistazo al pasado y lo enlaza con el presente.

Nada se aborda desde el heroísmo y la gesta, como suele suceder en la literatura de montaña. No: en el El espejo del hielo encontramos una narrativa que se interna en el mundo interior pero desde las vivencias y las emociones, con palabras capaces de romper una capa gruesa del hielo y adentrase en la profundidad de la escritura para llegar a un lugar oculto donde habitan los miedos, las dudas…

Tampoco nos enfrentamos a una prosa grandilocuente o a una deriva de pensamientos filosóficos. Sorprende la naturalidad con que se exponen las vivencias y sus impresiones; cada historia nos suena cotidiana como si entre la escritora y la persona que lee existiera una vieja amistad y compartieran reflexiones. A su vez Chus Lago sabe plasmar la belleza de un paisaje nevado o del mar o de una montaña con pocas palabras, sin enredos ni colores.

Con un lenguaje íntimo, delicado y cargado de detalles, El espejo del hielo nos adentrará en lo personal y quebradizo de los sentimientos desde un paisaje nevado, un mar helado o un bosque gallego. Todo eso y sin caer en el abismo de la sensiblería.

Silvia García
Dolomiti new age
Alessio Conz
Versión en inglés
Edizioni Versante Sud
272 páginas, 38 €

Una guía segura para un lugar salvaje

Reinhold Messner definió las Dolomitas como “la más bella obra arquitectónica del mundo”. Nosotros añadimos que la escalada allí es sobrecogedora y que los alejes entre los seguros de las vías más clásicas hacen que los 6b sepan más a 7a.

Por eso Alessio Conz firma esta selección con 130 vías equipadas, una forma más dulce de acercarse a un lugar del todo recomendable.

Además de un mapa de la zona que abarca desde la Brenta hasta Cinque Torri, cada ruta viene acompañada de los datos habituales de aproximación, descenso, longitud, dificultad, material necesario y, muy interesante, tanto una fotografía como un croquis del itinerario en cuestión. Así no habrá excusas para decir que nos hemos perdido en mitad de la vía.

Esta guía, además, está creada con ayuda de los escaladores locales. Y esto, ¿por qué resulta interesante? Por cosas tan variadas como que los locales están al tanto de los últimos cambios que hayan podido producir en la zona (desprendimientos de roca, reequipamientos, nuevas rutas, etcétera); reinvierten en material para equipar nuevas vías o respetan las restricciones a la escalada. En el interior esto se deja ver porque, en lugar de publicidad, Conz ha incluido reseñas acerca de los escaladores locales, lo que nos deja conocer un poco mejor a la fauna del lugar.

Respecto al delicado debate sobre si meter seguros en rutas clásicas o dejarlas tal cual fueron concebidas, Conz, que comenzó a escalar hace casi cuatro décadas completando itinerarios precarios y poco seguros, sostiene que una reunión bien anclada y un par de parabolts intermedios en las desmigajadas paredes dolomíticas bien pueden evitar algún susto, especialmente hoy en día en que cada vez son más las personas que se inician en la escalada en los rocódromos y poco o nada saben de los peligros de las grandes paredes. De ahí el sentido de recopilar rutas con equipamiento fijo en un lugar tan clásico.

Una buena y amplia colección de vías que no se limita a “vías placer” porque, de hecho, casi cualquier itinerario en Dolomitas tiene cierto compromiso, pero siempre con un corte y equipamiento modernos.

Roberto Llorente

Ir a los siguientes 10 títulos

4 COMENTARIOS

  1. Se hace necesario “romper una lanza” con la Editorial Juventud. El magnífico libro de Boardman, mesilla de noche para “alpinistorros” del Pleistoceno, supuso un aire fresco allá por finales de los 70, cuando todo empezaba a cambiar. La “literatura de montaña”, en idioma inglés, debería leerse en inglés… Luego ya, si la traducción es eficiente ¡también! Por supuesto que Rosa, la traductora para esta nueva edición, tiene dominio bastante para mejorar la cosa. No debemos olvidar, sin embargo, que una editorial española se lanzara en 1982 ¡cuatro años más tarde de la edición inglesa y seis desde la escalada! a motivar “españolitos” sedientos de cambio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí